100716 entrevistas creadas 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 





¿Cómo empezaste a escribir? ¿quién te leia al principio?
 
Whohub


Comencé a escribir cuando tenía seis o siete años, y según las maestras, ya en cuarto grado tenía muy buena redacción, por eso me elegían casi siempre para que preparara los discursos de despedida de los/as alumnos/as o cuando había un Acto en mi Escuela, lo que redactaba era elegido para ser leído.
Luego dejé de escribir durante mucho tiempo, sólo leía y leía, y algunas cosas, a veces, escribía, pero más que nada, eran cartas de amor al que luego sería mi esposo.
Comencé a escribir otra vez, y ya pensando en editar un libro, luego de un accidente automovilístico que tuvimos (digo tuvimos por que estaba mi hijo, de cuatro años y medio, en ese momento, conmigo en el auto) y por el cuál me quedó una lesión medular, por eso hoy uso silla de ruedas para movilizarme.
Llevo 23 años en silla de ruedas, y durante 23 años caminé.
¿Quién me leía al principio? Mi mamá, mis hermanas y hermanos, mi hijo alguna vez, mi esposo, mis amigas y amigos.
 


Desde muy joven he sido un devorador de libros y ello me ha llevado a desarrollar mi intelecto
y se despertara en mi la afición por la escritura, al principio escribía para mí y sólo lo leía yo.

Hace pocos años, rompiendo el muro infranqueable del miedo a la crítica, decidí que era hora de romper ese temor y empezar a escribir. Participando en varios foros literarios.
Y lo hice por el tema de la literatura que más me apasionaba, la poesía. De todos los géneros ese es el que más me atrae, ¿Que por qué?- pues sencillamente porque me permite analizar mis sentimientos, descubrirme a mí mismo y ello hace que me sienta bien y en paz conmigo, construyendo la armonía entre el cuerpo y el espíritu. Aunque también he incursionado en el micro-relato y la prosa.
 


A escribir comencé a eso de los ocho o nueve años, aunque no con plena conciencia de lo que estaba haciendo; fue ya a eso de los dieciséis que me di cuenta de lo importante que era para mí.
Obviamente, en un principio se trataba de cosas personales que no mostraba a nadie, poco a poco fui abriendo ese espacio a los amigos y especialmente a mi madre.
 


Había en mi casa una nutrida biblioteca y eso incitó en mí el hábito de la lectura y luego de la escritura. Escribí mis primeros relatos a los quince años, los cuales leían los miembros de mi familia aunque presenté algunos en el colegio con buena acogida. 


Empecé a escribir por afición, a raíz de una idea que tenía para una novela de serie negra que empecé pero nunca acabé porque era, para qué negarlo, bastante mala, como gran parte de lo que elabora un principiante. Tras un año estudiando arquitectura, donde me dieron muchas lecciones Jedi sobre lo que era la creatividad en todas sus facetas artísticas, me animé a escribir un relato que apareció en un programa de radio. Tal éxito me puso tan contento que seguí escribiendo, y eso llevó a más alegrías, y más, y hasta la fecha presente. 


Empecé por consejo de una docente de Lengua de mi escuela primaria (la tenía cansada con mis redacciones larguísimas y decoradas). Ella me recomendó llevar un cuaderno paralelo, con escritos sobre todo lo que se me ocurriese.
Al principio solo lo veía ella. Luego escribía y se lo mostraba a mis amigas. Pero dejó de ser un desahogo cerca de los quince años, cuando se convirtió en una necesidad. Después vinieron los talleres. Para la familia era un problema, me lo pasaba escribiendo y leyendo como adicta. Aún no logro corregir ese aspecto. Y mi familia sufre el asunto de ser "primer lector".
 


Empecé con esa necesidad desde muy niño. Al principio no me leía casi nadie, ahora estoy disponible en internet a través de mis blogs. 


Empecé en la escuela primaria, con las redacciones que se pedían como tareas para el hogar. Aunque considero que mi "debut" oficial son un par de cuentos que escribí a los 16 ó 17 años, alentado por una de mis profesoras de Lengua y Literatura, para participar en el certamen de ciencia ficción y fantasía "Más allá", edición 1991, organizado por el ya desaparecido CACyF (Círculo Argentino de Ciencia Ficción y Fantasía.) Estos dos relatos son "La caverna" http://www.ddooss.org/microrrelatos/05_050.htm y "Organicasa". Éste último ganó una mención, cuya entrega me perdí por estar convencido de que no iba a ganar (¡Y Bioy Casares presidía el jurado! Aún lo lamento) 


Estudiando bachillerato con trece años o así y ya no lo he dejado.
Al principio familia, amigos, hasta que a los 21 años leí por primera vez en público en la Tertulia Indaliana.
 


Comencé a escribir en mis ratos libres y no permitía que nadie leyera mis escritos. Una vez alguien muy especial se interesó en leerme y me motivó a seguir puliendo ese potencial. Fui acumulando poemas, cuentos y simples letras que salen al azar sin orden determinado... Fue así como me di cuenta de que mis escritos gustaban y muchas personas lograban identificarse con ellos, aún cuando escribo muy para mí y algunas cosas se leen entre líneas. 


Empecé como se empieza: haciendo las letras una tras otra. Pero si se trata de la profesión de escritor, simplemente me pareció natural hacerlo, luego de leer varios libros. Las cosas ahí estaban escritas por gente común como yo, no por marcianos ni por sabios sin mácula.
En cuanto a quién me leyó al principio, pues yo mismo. Nunca he sentido que sea motivo de interés lo que escribo, salvo en las últimas épocas, cuando algunas personas disfrutaron de ello y me lo han dicho. Entonces hoy escribo para que los demás pasen un buen rato, como quien hace unas tortas para convidar, o un asado para celebrar entre amigos.
 


Empezé a escribir de muy pequeña, me gustaba inventar cuentos.
No recuerdo si alguien me leía realmente, pero si recuerdo que mi padre leía mucho y habían varios libros en casa.
 


Como respuesta a una voz interior que me decía que no debía hacerlo.
Por voluntad y por coherencia.
Por quedarme sin excusas para no hacerlo.
Y sobre todo porque adoro escribir, es mi momento zen, mi zona de seguridad, mi realización como persona.
 


En la escuela las redacciones sobre temas libres siempre eran cuentos de misterio o de ciencia ficción, también hacía pequeños comics sobre superheroes. 


Empecé a escribir largos correos electrónicos a mis familiares y amigos sobre temas que me interesaban. En respuesta a una sugerencia de mi hermano Gabo, en enero de 2009 empecé mi propio blog. En este blog escribo un poco de todo, pero especialmente de temas como literatura, cine y divulgación científica.
Entonces fueron mis hermanos, familiares y amigos quienes me leían en un principio y con el blog el espectro de lectores se ha ampliado un poco más.
 



| 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9 | 10 | 11 | 12 | 13 | 14 | 15 | 16 | 17 | 18 | 19 | 20 | 21 | 22 | 23 | 24 | 25 | 26 | 27 | 28 | 29 | 30 | 31 | 32 | 33 | 34 | 35 | 36 | 37 | 38 | 39 | 40 | 41 | 42 | 43 | 44 | 45 | 46 | 47 | 48 | 49 | 50 | 51 | 52 | 53 | 54 | 55 | 56 | 57 | 58 | 59 | 60 | 61 | 62 | 63 | 64 | 65 | 66 | 67 | 68 | 69 | 70 | 71 | 72 | 73 | 74 | 75 | 76 | 77 | 78 | 79 | 80 | 81 | 82 | 83 | 84 | 85 | 86 | 87 | 88 | 89 | 90 | 91 | 92 | 93 | 94 | 95 | 96 | 97 | 98 | 99 | 100 |
<< ANTERIORES  SIGUIENTES >>
 




      INVITA A TUS AMIGOS    Sobre Whohub  Normas de uso  FAQ  Sitemap  Buscar  Quién está en linea  Empleo